¿Es realmente un quemador de grasas eficaz la L-Carnitina? ¿Cómo funciona?...

¿Qué es la L-Carnitina?

La L-carnitina es un aminoácido muy reconocido que reduce el colesterol en la sangre y el nivel de triglicéridos.

Es necesario para que nuestro corazón pueda funcionar de manera eficiente, especialmente durante el ejercicio.

En teoría, la L-Carnitina se describe como un "transportador de la grasa" necesaria para la transferencia de ácidos grasos a través de las membranas celulares en las mitocondrias (la fábrica de energía de nuestras células) para utilizarla como fuente de energía. Debido a esto la L-Carnitina se considera un "condicionante esencial" de nutrientes.

¿Cómo funciona este quemador de grasa?

Por lo menos en teoría, la carnitina se encarga de la transferencia de los ácidos grasos a través de las membranas celulares de la mitocondria, que a su vez utiliza la grasa como fuente primaria de energía.

Por esa razón, se ha llegado a la conclusión de que complementar una dieta con L-carnitina puede ayudar a garantizar que los ácidos grasos se queman (se oxidan) reduciendo así la grasa corporal y bajando de peso.

Sin embargo, algunos expertos en quemadores de grasas han sugerido que la L-Carnitina no aumenta la pérdida de peso, sino más bien podría aumentar la proporción de la pérdida de grasa en los músculos, por lo tanto, la preservación de la masa muscular al tiempo que aumenta la materia grasa que se quema.

Una vez más, esto sigue siendo puramente especulativo en este momento. Si los niveles de L-Carnitina no son óptimos en nuestro cuerpo, el nivel de grasas en nuestra sangre puede ser alto y puede interferir en nuestra capacidad de perder peso.

¿Qué opina la ciencia sobre el quemador de grasa: L-Carnitina?

A pesar de toda la publicidad que se le da a la L-Carnitina, que aumenta la capacidad de quemar grasas, todavía tienen que ser respaldadas por una investigación concluyente que estime realmente que sea un quemador de grasa efectivo.

Sin embargo, se ha demostrado que una deficiencia de L-Carnitina puede provocar una menor energía muscular (menos ATP en el músculo).

Dado que la falta de L-Carnitina se acelera durante el ejercicio, la escasez podría limitar la cantidad de energía disponible para los músculos. El resultado es un rápido inicio de la fatiga durante el ejercicio y una posterior recuperación comprometida.

Como resultado de ello, las ultimas investigaciones sobre este quemador de grasa han revelado que las personas que se suplementan con L-Carnitina mientras llevan a cabo intensos programas de ejercicios tienen menos probabilidades de experimentar dolor muscular y fatiga que aquellos que no se suplementan.

¿Cómo tomar la L-Carnitina?

Para perder peso y conseguir un aumento de la energía durante el ejercicio hay que tomar de 2000 mg a 4000 mg por día, por lo general divididos en dos dosis a lo largo del día.

Importante sugerencia para la pérdida de grasa: La L-Carnitina debe tomarse de 30 minutos a una hora antes del ejercicio. Debido a que otros aminoácidos de las proteínas pueden dificultar o impedir su absorción, la L-carnitina no se debe utilizar junto con alimentos ricos en proteína o batidos de proteínas.