Seguro que siempre te has preguntado...¿Cuántas calorías estaré quemando al realizar este ejercicio?, ¿es mejor realizar este ejercicio u otro para adelgazar más?

Pues aquí encontrarás las respuestas... Primeramente te explicaré de un modo más teorico la manera en que los ejercicios que realizas queman calorías y te permiten adelgazar y seguidamente podrás ver qué ejercicios y cuantas calorías podrás quemar con él. Podrás añadir el que más te guste a tu tabla para adelgazar.

Si realizamos alguna actividad además de estar en reposo abso­luto, por ejemplo simplemente estando de pie, la musculatura esquelética nos mantiene en posición erecta mediante su con­tracción parcial el tono muscular, que requiere un aporte continuado de energía.

La máxima potencia muscular que puede liberar una persona corriente durante un tiempo breve realizar un fuerte esfuerzo muscular puede llegar a ser del orden de unas veinte veces su consumo energético basal.

En los atletas de elite entrenados, que realizan prácticas deportivas que quieren esfuerzos de corta duración —velocistas, saltadores, lanzadores, etc. Este margen puede llegar a ser de hasta cincuenta veces; en definitiva, una capacidad de liberación de energía realmente extraordinaria.

Para mantener nuestra actividad funcional, la dieta debe proveernos de nutrientes energéticos en cantidad suficiente, aunque muchas veces a lo largo de un día este consumo no sea tan importante como puede parecer a simple vista.

Pongamos el ejemplo de subir una escalera de seis pisos —20 metros—, es algo que podemos hacer en unos 2 minutos. Durante este tiem­po, el consumo «extra» de energía ha sido de unos 125 kJ, equi­valentes a unos 6,5 g de glúcido o 3,3 g de grasa; todo para reali­zar un trabajo físico real —contra la gravedad— de subir 70 kg a 20 m de altura, es decir, sólo 13,7 kJ, lo que nos daría una efi­ciencia de aprovechamiento de la energía del orden del 10 %.

El resto de la energía la hemos perdido como calor aumentando el ritmo respiratorio y cardíaco y diciendo «¡uf, aún faltan dos pi­sos!» y cosas por el estilo.

Pero como todo el mundo sabe, no po­demos mantener una tasa de ejercicio tan alta de modo indefini­do. Hay que señalar que la comparación se ha hecho con la tasa metabólica basal, en reposo absoluto.

Si comparamos la situa­ción normal de descanso, sentado, con un ejercicio que sí po­demos mantener bastante tiempo, como puede ser andar, ten­dremos valores más fiables de la carga energética real que representa hacer ejercicio.

Al andar sin prisas tenemos un con­sumo energético extra de unos 480 kJ por hora que sumar a lo que consumimos en condiciones basales.

Si hacemos una cami­nata de tres horas, el gasto energético extra que esto nos repre­sentaría sería el equivalente a unos 75 g de glúcido o a unos 38 g de grasa, un croissant por ejemplo.

Esto es interesante… si toda la energía se de­rivase de nuestras reservas grasas, necesitaríamos el ejercicio ex­tra de andar unas 48 horas para adelgazar un solo kilogramo de grasa, del orden del 60 % de grasa y el resto agua.

Inci­dentalmente, subiendo escaleras al ritmo indicado más arriba, cinco metros cada 30 segundos, podríamos perder 1 kilo de grasa con el ejercicio extra de sólo nueve horas subiendo escaleras, es decir, tras alcanzar una altura de 2.700 m, ¡una buena escalada!.

Estos cálculos son esencialmente teóricos, pero no demasiado alejados de la realidad nos sirven para ilustrar algo que se sabe desde hace mucho tiempo: el ejercicio no es la única forma para perder peso, entre otras co­sas porque al cabo de un rato se despierta el apetito y se come más. Tendrías que combinarlo con una dieta adecuada y equilibrada para sacarle más partido y adelgazar los kilos que quieres adelgazar.

Las pérdidas apreciables de peso que se experimentan cuando se hace ejercicio intenso se deben esencialmente a la eli­minación de agua con el sudor y a su evaporación por las mu­cosas, agua que luego se repone sin demasiados problemas bebiendo al terminar la rutina.

Por lo tanto el ejercicio es adecuado, indi­rectamente, para perder peso, y es altamente recomendable, podría decirse que imprescindible, para evitar que el exceso de peso se convierta en incapacidad, para mejorar el rendimien­to del sistema cardiocirculatorio y del respiratorio, y para forzar al organismo a consumir energía cuando se siguen dietas hipocalóricas.

El ejercicio físico continuado, moderado, sin sobresaltos, pero repetido y adecuado a las posibilidades de cada uno —andar, nadar— es el complemento indispensable de una dieta hipocaló­rica para adelgazar.

Y de hecho de cualquier dieta de adelgazamiento ya que es aconsejable por sí mismo, no sólo por las razones de ajuste físico indicadas, sino también por su efecto relajante y por tenerle que dedicar mucho tiempo, tiempo que debe restarse casi siempre de situaciones de estrés. Practícalo con moderación como te he dicho intenta combinarlo con tu dieta para adelgazar más rápido.

A continuación voy a decirte exactamente la cantidad de calorías que vas a quemar tanto en tu vida normal diaria como a la hora de realizar los ejericios más frecuentes para bajar de peso. Aquí tienes la lista...

  • Durmiendo: 65 Calorías por Hora
  • Despierto en reposo o tumbado: 75 Calorías por Hora
  • Sentado en reposo: 100 Calorías por Hora
  • De pie en reposo: 110 Calorías por Hora
  • Andando sin prisa: 215 Calorías por Hora
  • Nadando pausadamente: 360 Calorías por Hora
  • Andando aprisa: 410 Calorías por Hora
  • Haciendo gimnasia: 480 Calorías por Hora
  • Haciendo montañismo: 500 Calorías por Hora
  • Haciendo ejercicios de cardio «aerobic»: 500 Calorías por Hora
  • Subiendo escaleras: 525 Calorías por Hora
  • Esquiando (descenso): 700 Calorías por Hora
  • Jugando al tenis:700 Calorías por Hora
  • En bicicleta: 770 Calorías por Hora
  • Jugando al baloncesto: 860 Calorías por Hora
  • Corriendo en llano: 930 Calorías por Hora
  • Andando muy aprisa: 980 Calorías por Hora
  • Nadando aprisa: 980 Calorías por Hora
  • Subiendo escaleras a la carrera: 1150 Calorías por Hora
  • Corriendo a velocidad máxima: 1320 Calorías por Hora
Si quieres aprender la forma definitiva con la que podrás perder todos los kilos que quieras y no volver a verlos jamás y conseguir además un vientre plano visita el siguiente enlace donde encontrarás el mejor programa de adelgazamiento del mundo que han seguido ya miles de hombres y mujeres:

Programa de Adelgazamiento

Mucha suerte.